IBM PC – Desarrollando en secreto

por davidgp el 03/06/2008

Esta es la tercera entrada de cinco sobre la creación del IBM PC.

Todas las piezas que necesitaba IBM para comenzar el proceso de desarrollo del IBM PC ya estaban listas. Se tenía escogido el hardware y el sofware, ahora había que ver si se podía llegar a un acuerdo favorable con Microsoft para que el proyecto se convirtiese en un producto en menos de un año.

A finales de Septiembre de 1980, Bill Gates, Steve Ballmer y Kay Nishi viajarían a Boca Ratón, Florida, para la reunión definitiva con IBM. Bill Gates es sometido a un bombardeo de preguntas, hasta el más minúsculo detalle de lo que tendría que hacer Microsoft y como lo haría es consultado. De todas formas, después de la entrevista, Gates estaba seguro de que se llevarían el contrato. Más adelante, Gates diría que sospechaba que Microsoft ganó el contrato gracias a John Opel, miembro de la junta directiva de IBM por aquellos años y amigo personal de la madre de Gates.

Aceptar el contrato suponía una gran presión para Microsoft, de entrada IBM quería que el proyecto finalizase en un año, y ya empezaban con retraso. Pero lo que supuso más problemas fueron las restricciones de seguridad.

“Básicamente probaban que íbamos con tres meses de retraso antes de empezar”

Gates sobre los calendarios del proyecto que IBM le mostraba.

IBM requería que Microsoft escogiese una ubicación concreta para todo el desarrollo del proyecto, además, todo archivador tenía que tener unos candados concretos, que ellos mismos proporcionaban. Microsoft decidió alquilar una oficina en un edificio de Seattle, y cuando, Bill Gates fue incapaz de instalar los candados, IBM mandó a su propio cerrajero. Las condiciones de seguridad exigían que la puerta se tuviese cerrada en todo momento. Las oficinas no tenían ventanas lo cual hacía que, al tener la puerta cerrada, la temperatura de la habitación se volviese de lo más incómodo en muchas ocasiones. Y por si todo esto no era ya lo suficientemente molesto, IBM hacía comprobaciones aleatorias de seguridad, lo cual era un estrés añadido a todo el grupo de desarrollo.

IBM también requería que Bill Gates viajase frecuentemente desde Seattle a Boca Ratón para informar de los progresos. Eso, a pesar de que la propia IBM había instalado un sistema de comunicaciones electrónicas, algo novedoso para aquella época, en la oficina de Microsoft.

El primer punto era terminar el sistema operativo lo antes posible. El 86-DOS estaba cerca de estar terminado pero le hacía falta bastante trabajo para llegar a lo que IBM quería. Gates trajo a Tim Paterson para trabajar con él, su principal objetivo era terminar el API (Aplication Program Interfaces, especificaban como cualquier aplicación que se desarrolle debe comunicarse con el sistema operativo para hacer cualquier cosa). Hacía falta comunicar esos APIs a diferentes fabricantes de software para que cuando saliese el producto al mercado ya existiesen varias aplicaciones. Esto originó un problema, observando esas APIs, Kildall, pudo averiguar más o menos como iba ser el sistema operativo.

Gary Kildall se dió cuenta que el sistema operativo de Microsoft era bastante similar al CP/M y amenazó a IBM a demandarlos por violación de copyright. IBM llegaría a un acuerdo conforme se comprometían a vender, a parte del DOS de Microsoft, el CP/M de 16 bits que Kildall estaba desarrollando. A parte, Kildall se comprometería a retirar la demanda. En dicho acuerdo no se especificaba el precio de venta de ninguno de los dos sistemas operativos al público por parte de IBM, un error que supondría la muerte del CP/M. Bill Gates protestaría por el acuerdo, pero IBM le aseguraría que el sistema operativo de Microsoft era el escogido y que no se preocupase por el CP/M.

La fecha de entrega se acercaba. Microsoft entraría en una carrera contrareloj para terminar todos lo requerido por su contrato con IBM. Algunos de los trabajadores llegarían a dormir en la oficina para poder conseguir terminar a tiempo.

Curiosamente fue Bill Gates el que jugó un factor importante en que el desarrollo del IBM PC diese lugar a un sistema abierto. Convenció a IBM que deberían seguir los pasos del Apple II o los sistemas compatibles con el S-100 Bus, donde terceras compañías podían fabricar dispositivos y accesorios para el IBM PC. Un movimiento de lo más inusual para IBM, acostumbrada a mantener todos sus proyectos y arquitecturas cerradas. La idea de Gates era que con un sistema abierto había más posibilidades para el sistema operativo que estaba creando. Incluso convenció a IBM que le permitiesen vender DOS a otros fabricantes de hardware bajo el nombre de MS-DOS. Parece que IBM no comprendió en un principio lo que podría provocar eso para ellos mismos.

A pesar de la presión por terminar el proyecto, la principal preocupación de Bill Gates en ese momento no era el tiempo. Gates confiaba plenamente en su compañía y creía que lo conseguirían, su máxima preocupación era que IBM lo decidiese cancelar en cualquier momento. Microsoft estaba gastando muchos recursos apostando por el IBM PC, una cancelación podría poner a la compañía en una situación comprometida.

Gates llegaría a un estado de pánico cuando InfoWorld publicó un artículo donde se detallaba el desarrollo del proyecto basado en diversos rumores. Temía que IBM se echase atrás, culpando a ellos de la filtración.

Hablaron seriamente de cancelar el proyecto hasta el último minuto, y habíamos puesto tantos recueros de la compañía en él

Bill Gates.

Los temores de Gates no se llegaron a cumplir. El 12 de Agosto de 1981, IBM anuncia públicamente el IBM 5150, nacía el IBM PC.

El resto de las entradas de esta serie

Más información

Leave a Comment

Entrada anterior:

Entrada siguiente