¿Qué tienen en común Lucasfilm, George Lucas, Star Wars, Steve Jobs, Next, Disney y Star Trek? Pixar, la historia de una compañía atípica (4/7)

por davidgp el 07/10/2010

Esta es la cuarta parte de la historia de Pixar, para acceder a las anteriores entregas pinchar en los siguientes enlaces: 1ª parte, 2ª parte y 3ª parte.

Después de pasar por manos de dos millonarios, ahora estaban al cargo de Steve Jobs. El grupo de animadores y científicos de la computación tenían miedo de que este quisiese tomar demasiado control de la compañía. A pesar de que Jobs quería que moviesen todo el negocio más cerca de donde él vivía y estaba montando su otra empresa, NeXT, consiguieron quedarse en donde estaban, un edificio al lado del de ILM. Su idea era de que de esta forma, si Steve Jobs quería pasarse por sus oficinas, tendría que conducir durante más de una hora. Funcionó a la perfección, rara era la vez que Jobs se pasaba por allí para decirles como tenían que hacer las cosas.

Esta nueva compañía que había comprado Jobs no tenía nombre, y necesitaban uno de forma urgente si querían darse a conocer de alguna forma en el mercado. Estaban buscando algo que sonase como “láser,” así que Alvy vino con la idea de la palabra “Pixer,” la cual acabó derivando en el nombre que todos conocemos ahora, Pixar.

Pixar era una extraña mezcla, por un lado Steve Jobs, una maniático del control en las compañías que él dirigía, y por otro lado un grupo de hippies que llevaban su negocio donde todo el mundo en la empresa era tratado por igual. Pero tenían suerte, Jobs no estaba interesado en Pixar en ese momento, su sueño era NeXT, la compañía que según él le iba a devolver el prestigio perdido cuando se tuvo que marchar de Apple. Por aquel entonces los empleados de NeXT, denominaba a Pixar como el hobby de Steve.

La compañía ya estaba en marcha, y su primer producto salió a la venta a los pocos meses de fundarse: Pixar Image Computer. Una máquina que costaba 135.000 dólares, y que no era más que una caja que archivaba imágenes médicas 3D en color, que no valía de mucho, si no le conectabas una estación de trabajo de Sun Microsystems o Silicon Graphics, cada una de ellas valoradas en otros 30.000 dólares. Un equipo nada barato y aún por encima, muy complicado de manejar, sobretodo teniendo en cuenta que iban dirigidos a médicos (a mediados de los 80, muchos de ellos ni habían tocado un ordenador en su vida).

Jobs quería vender hardware con Pixar, así que empezó a contratar gente para abrir oficinas en las ciudades más importantes de Estados Unidos, incrementando la plantilla de la compañía de 45 empleados a 117. Pero la máquina no vendía, el Pixar Image Computer era tan complejo de manejar, que requería varios de los técnicos que lo crearon para que los comerciales pudieses hacer una simple demostración. Las cosas no funcionaban en este frente de la compañía, a principios de 1988 solamente habían vendido 120 ordenadores.

Por aquel entonces, Disney era el máxima cliente de Pixar, se gastó varios millones de dólares en máquinas que automatizasen el proceso de coloreado de la animación 2D que hacían a mano. Otro de los productos que Pixar vendería con moderado éxito por aquella época era RenderMan. Un software para realizar efectos como los que se podían ver en Star Trek II, que en ese momento no tuvo mucho éxito en el mercado. Su público por aquel entonces era limitado, y no aportó beneficios suficientes como para hacerlo rentable.

Los creadores de Pixar no abandonaban la idea de hacer una película animada, y tenían una joya en la compañía que les ayudaría a conseguir ese objetivo, John Lassater.Lassater había trabajado como animador en Disney, pero sentía por aquel entonces que la compañía había perdido lo que la hacía único, creía que faltaba algo. Había tenido algún contacto con animación por ordenador pero no estaba convencido del todo, hasta que vio la película Tron. Eso cambio su perspectiva sobre el tema y empezó a ver el gran potencial que esto podría tener en el futuro. Intentando conseguir crear una película completa de animación por ordenador terminó trabajando para Lucasfilm, en la división de animación gráfica, antes de que se convirtiese en Pixar. Allí creó una pequeña animación para entretener a su hijo de un año de edad, con Alvy actuando como productor, crearon The Adventures of André and Wally B.

Ya en Pixar, John Lassater intentó llevar aún más allá la tecnología que ellos desarrollaban creando el corto de animación Luxo Jr.. A pesar de que la historia era muy simplona, cuando la película fue mostrada en el Siggraph, la conferencia más importante en gráficos por ordenador, tuvo una gran acogida. La gente estaba encantada de ver como los animadores habían conseguido que una cosa como una lámpara consiguiese mostrar tanta expresividad, la gente iba a ver una vez tras otra la animación. Pixar también llevó allí a Steve Jobs, para demostrarle lo que estaban haciendo, pero este terminó mucho más interesado en el hardware que había hecho posible aquello, más que en la animación en sí. Luxo Jr. sería nominada a los premios Oscar en la categoría de corto de animación.

Mientras Pixar como compañía parecía que iba cada vez peor, su prestigio como animadora y en concreto, el de John Lassater como director crecía poco a poco. En 1988 crearon la animación Tin Toy. La idea era presentarla en el Siggraph de ese año, pero no llegaron a tiempo. Sin embargo consiguieron que entrase para los premios Oscar, llevándose el Oscar al mejor corto de animación.

Tin Toy fue lo único bueno que le pasó a Steve Jobs en esa época. Pixar era un desastre económico, sus pérdidas eran más de 10 millones anuales. NeXT, la otra compañía de Jobs, no llegaba ni de lejos a vender todos los ordenadores que esperaban vender, aunque en este caso, Jobs también tenía otros accionistas con los que compartir las pérdidas. Necesitaba deshacerse de alguna de sus compañías si quería no perder todo el dinero que había ganado vendiendo las acciones de Apple, todo apuntaba a que Pixar era el patito feo del que deshacer, después de todo, NeXT era el sueño de Jobs recuperar su nombre como genio del mundo de la informática, Pixar simplemente era un hobby.

Esta historio será continuada mañana, Viernes, con la publicación de su quinta parte de siete que la componen.

{ 2 trackbacks }

¿Qué tienen en común Lucasfilm, George Lucas, Star Wars, Steve Jobs, Next, Disney y Star Trek? Pixar, la historia de una compañía atípica (3/7)
07/10/2010 a las 9:09 am
La historia de Pixar (índice y referencias)
11/10/2010 a las 11:20 am

{ 5 comentarios… read them below or add one }

Pablo 07/10/2010 a las 9:31 am

Me está gustando muchísimo la historia, y naturalmente buena parte del mérito está en tu forma de contarla. Enhorabuena.

davidgp 07/10/2010 a las 9:49 am

Aun quedan 3 partes más…

Fernando Pardo 07/10/2010 a las 10:26 am

Deseando que llegue la parte final !!!

davidgp 07/10/2010 a las 10:39 am

Pero si el final ya lo sabes!!! Es como preguntarme que pasa al final de Titanic 😉

Fernando Pardo 07/10/2010 a las 11:48 am

Ya, pero mira tu cuanta gente fue a ver titanic a pesar de que ya se sabía el final !! 🙂

Leave a Comment

Entrada anterior:

Entrada siguiente