Harry Potter and the Half-Blood Prince

por davidgp el 19/08/2005

No voy a comentar muchas cosas sobre el libro dado que no quiero estropeárselo a nadie que no lo haya leído todavía, simplemente alguna que otra impresión mía…

Harry Potter

Este es el sexto libro de los siete prometidos por la escritora J.K. Rowling, y eso se nota, la historia empieza a cerrarse, cosas que habías leído en los cinco primeros libros tienen sentido ahora, incluso detalles minúsculos narrados anteriormente te vienen a la cabeza según vas avanzando en la lectura del mismo. Al final, y sobre todo por los últimos comentarios que realiza Harry Potter a sus amigos queda más o menos claro lo que va a pasar durante el séptimo y último libro de la historia de Harry Potter y su enfrentamiento con Lord Voldemort, aunque, la escritora siempre nos puede cambiar las cosas que se pueden intuir que van a pasar.

Harry Potter

Hay varios puntos que quedan claros, los protagonistas han madurado, actualmente tienen 16 años pero se comportan como personas un pelín más mayores de su edad, ya no son aquellos niños que cogían tontamente sin permiso el coche de sus padres para viajar volando a Hogwarts y tampoco son aquellos que se pasaban todo el día saltándose las normas del colegio en vez de ir a un adulto con sus problemas. Al final del libro vemos a un Harry que acepta su destino y decide voluntariamente enfrentarse a el con todas sus consecuencias. Eso sí, los problemas amorosos de todo adolescente estarán constantemente presentes durante todo el libro, después de todo, tienen solamente 16 años.

También se vuelve a confirmar que J.K. Rowling no le debe a hacer mucha gracia la forma en que algunos gobiernos actúan, lo cual es reflejado a través del Ministerio de la Magia. Ya se había notado su desacuerdo con los políticos suavemente en el segundo libro, cuando el Primer Ministro Fudge detiene a Hagrid como culpable de abrir La Cámara Secreta diciendo claramente delante de el y Dumbledore: “Ya sé que esto no es justo, pero tenemos que hacer algo, la gente tiene que pensar que el gobierno esta tomando medidas en el asunto”. Obviamente, las críticas a la forma de actuar del gobierno continuan al final del cuarto libro, y vamos, el quinto es la lucha de Harry contra el gobierno, donde este último esta intentando hacer aparecer al primero como un loco para que nadie crea su historia de que Voldemort ha vuelto a recuperar sus poderes. En el sexto libro esto continua, la relación se tensa entre Harry y el Primer Ministro, recordando este último, mucho a la forma de actuar de algunos gobiernos actuales.

Harry Potter

Pues nada, concluyendo, la historia se empieza a cerrar, se explican el pasado de algunos personajes y se entienden algunas cosas que no habían quedado claras al principio, al mismo tiempo que se abren unas pocas preguntas nuevas que se supone que se resolverán en el último libro. Harry, Hermione y Ron son personajes más maduros (y no tan repelentes como eran en el quinto libro, donde algunos estaban pasando claramente por su edad del pavo) y sus relaciones amorosas toman especial relevancia y, por fin, algunas de ellas se definen. El libro se lee muy rápidamente, ahora solo queda esperar por el séptimo, que supongo que saldrá dentro de un par de añitos, si uno ya se acostumbra a tener que esperar por desenlaces viendo tantas series de televisión y leyendo cada una de estas interminables sagas que se han decidido a escribir algunos escritores de ciencia ficción y/o fantasía.

—–

Leave a Comment

Entrada anterior:

Entrada siguiente